27 nov. 2012

Riglos desde otra perspectiva

Fin de semana completito y diferente. Nos vamos a Riglos con las bicis y alguna reseña. Qué bien se está desayunando tranquilitos con estas vistas mientras charlamos. Esto, a Juan y a mí, a veces nos atrapa, pero y qué?. Nos dejamos llevar y hacemos plan alternativo, que para eso hemos traído las bicis..
Nuestra ruta sale de Santa Eulalia, cerquita de Ayerbe, sube ganado desnivel poquito a poco y casi sin enterarte a la ermita de Santa Quiteria. Hasta aquí el camino es una pista asfaltada y a partir de aquí se transforma en una de montaña. Con bien de barro, hierba, ramas..pero sin grandes desniveles, disfrutando una barbaridad del terreno.
Me pareció una chulada de verdad, y gocé. De  ahí, al refu de Riglos, donde nos esperan Vane y Jorge con su aventura en la Choper, detrás Pulpo bien acompañado, luego llegan Julen y Víctor y de ahí pasamos a Julio Benedé y Luis Royo. Hablando con ellos salen varios nombres de vías, y entre ellas la Sendero Límite. Esto es otro placer de la vida, las conversaciones con motivados de la vida como los que nos encontramos.
Amanece el domingo. Nos deja desayunar pero pronto comienza a llover. Confiamos un poquito y nos vamos a Murillo. Desde lo alto en una curva pronunciada sale una pista de tierra a la derecha, hacia el depósito de aguas. La seguimos y en nada estamos en el pequeño parking completico de Peña Rueba. Un paseito, nos lleva al pie de de vía. Es muy fácil reconocerla por una plancha de roca que de repente aparece en el sendero, miras a la pared y ves la primera chapa.
Empieza a llover casi hasta el tercer largo, pero luego para y la temperatura nos mantiene las manicas tempadas para escalar. Me encantó la vía. Diez largos que se pueden empalmar. Ningún momento de sufrir, ni por la escalada ni por los seguros que siguen la filosofía de los aperturistas. Filosofía que conocí el sábado, y es que por sus vías pase cualquiera que quiera pasar, y si no, Julio lo consideraría un fracaso..así que pasé, claro..no iba ser menos que todo el mundo..
Arriba otro paseico chulo hasta lo alto del Mallo La Mora, siguiendo las rayas amarillas y un pequeño rápel de menos de 20 metros, y la ferrata y al coche. Un día entretenido, en un lugar tranquilito y con encanto como Peña Rueba.
Entre Riglos y Peña Ruaba hay deberes para rato..me encanta!
Patri

5 comentarios:

pincho dijo...

Sin duda un disfrute de fin de semana.

Besicos

Nika dijo...

Ala Patri, si estuvimos Jon y yo el sábado en la Sendero Límite y luego fuimos a Riglos a echar un cafecito...Que pena no haber coincidido. A ver sinos vemos prontito guapi. Un besote!

Juan korkuerika dijo...

Muy b guapi!!!! Me ha encantado este finde tranqui, variado y con lo más bonito del mundo!!!
Un besico grande y hasta la vista alpinistaaaa!!

vane dijo...

Que chula verdad, Patri? Tenemos un montón de vías para hacer alli!!
Me alegro un monton que fuera tan bien.
Nos vemos prontito.

patri dijo...

Juantxi,puraaa vidaaaaa!!!
Vane,Jorge..motivados de la vidaaa,que tenemos que organizar algo con las bicis,eh!
Y Moni, teneis que volver que te va a encantar, es de disfrutar!
Besin!