6 oct. 2014

Domingo, al Orisol por Krutzeta

El domingo 28, me atreví a probar qué tal ando por el monte, con un paseito por el Orisol.
La verdad que desde el 4 de Agosto apenas había hecho gran cosa, ya que me hice un esguince en el tobillo ese último día de vacaciones. Y no sé si porque ha llegado el otoño o porque estoy perezosa aún no he sacado tiempo para contar alguna cosilla de las vacaciones por Alpes, que no estuvo mal, pero nos hizo bastante mal tiempo.
Bueno, el caso es que Silvia y su perrita Nala, fueron las que se animaron a esta aventura mañanera de domingo para probar el tobillo.
Quedamos en Legutiano, un pueblo chulísimo a 15 minutos de Vitoria, cafecito, vistas al pantano y con la calma nos aproximamos en coche hacia el puerto de Krutzeta. Desde allí aparcaremos un poco más arriba del parking que queda subiendo a la izquierda dirección Oleta.

La subida es amena y facilita, y aunque no haga muy buen día, parece que el tiempo nos respeta.

Al fondo los rayos intentan ganar la partida a las nubes para mostrarnos el Txindoki.

Y con este ambiente otoñal, enseguida nos adentramos en un precioso bosque, que nos aproxima a la pequeña ermita de Santikurutz, en la que comimos algo en la bajada mientras pasaba el txirimiri.




Seguimos avanzando por el bosque después de las vistas de Santikurutz y casi sin darnos cuenta, llegamos a la cima, y yo super contenta porque el pie poco a poco se va poniendo fuerte, yuhhu!!

Orisol, 1.132m. Al fondo el Amboto.

Y de vuelta, nos hemos ganado el pintxo y la cervecita en la plaza de Legutiano.
Para repetir pronto alguna rutilla por aquí cerquita, que hay un montón y encima al lado de casa.
Qué fácil es pasarlo bien en buena compañía!!
Moni

1 comentario:

Aitzi dijo...

Moniiii, parece que os habéis echado de colega a Colmillo Blanco, parece un lobo de verdad. Es verdad que por aquí cerca también hay rutas interesantísimas para hacer. ¡Pura vida!