9 ago. 2014

Rumbo a Colarada, todo un hallazgo!!


Rumbo a Collarada. Qué bonito es..lo mires desde donde lo mires, es una preciosidad de monte..así que ya estábamos tardando. Recogemos las cosas y para arriba. Igual que con la Pala de Ib, la llegada al collado desde abajo, desde el ibón de Ip, parecía..choricillo, y al contrario que el anterior, éste sí que lo fue. Una pedrera de estas incomodas, nos llevaba a desviarnos hacia cualquier nevero que veíamos para descansar las rodillas al cruzarlo..aún así, como pasa siempre se sube y listo, luego si no lo escribo aquí seguro que se me olvida porque lo bueno es tan bueno, que lo malo se te olvida. 
Llegamos al collado entre Collarada y Collaradeta, y subimos a este último. Un paseico que no llega ni a media hora nos planta en la cima. Donde volvemos a ver Collarada imponente desde otra perspectiva. Vuelta al collado y para arriba. Esta parte que parecía más tiesa de lo que luego es, se hace mucho mejor..y ya estamos!!!!Dioosss que vistas..qué bárbaro!!cómo me encantó..seguro que me dejo cosas, pero por un lado veíamos la Sierra de Guara, Peña Oroel , San Juan de la Peña hasta el pantano de Yesa.. por otro Montañesa, Posets, Los Infiernos, el Garmo.. delante  el Midi, impresionante, al otro lado, Aspe, Bisaurín, La Mesa, Annie..montones y montones. 
En el Collado, ya sólo queda lo mejor..
Collarada desde la Pala de Ip
Y pedazo de atardecer, con un mar de nubes que cubría el valle pero nos dejaba apreciar los picos más altos que nos rodeaban. Alucinante. Y yo aquí con Juan!! Y con nuestra perrita, nuestros sacos y el vivac. Y nada más que rodeados de belleza de la buena de la de verdad..de verdad que en este momento es uno de esos que me siento  la más afortunada entre las afortunadas. 

Cenita de mi Chicote preferido y a dormir. A eso de las seis nos pusimos el despertador para ver el amanecer pero tardó hasta las siete y pico..otra vez nos embarga la belleza. Y es que según escribo digo, que ñoña soy..pero es que si no lo digo falto a la verdad..otra siestica y a las nueve arriba que llegan los primeros..

La bajada desde arriba hasta el coche en pleno medio día y con la mochila se me hizo bastante pesadísima..nada que no cure un baño en las piscinas de Villanúa, y una hamburguesa del Esteban.

Qué monte, me alucinó..es preciosísimooo tanto para mirarlo como para mirar desde él. Pedazo vistas!!como no había subido aquí antes!!

Patri

1 comentario:

Aitzi dijo...

Tengo una sensación como de libertad cuando leo este tipo de entradas del blog... Dormir en esas cimas sin nadie más alrededor tiene que ser muy satisfactorio. ¡Pura vida!