9 abr. 2014

Y con la surada a Gourette. Pic Sanctus.

El último fin de semana de Marzo decidimos por ir a conocer la zona de Gourette ya que la previsión del tiempo era mejor en el Pirineo francés. Así que madrugamos el sábado y cuando nos vamos aproximando a Formigal vemos que los carteles indican que el puerto del Portalet está cerrado..oh my god!! Empezamos a barajar cambio de planes, así que con la calma almorzamos en la gasolinera de Formigal y preguntamos a los locales si realmente estaba cerrado el puerto y nos confirman que ya está abierto, Yuhuu!! Llegamos a Gourette más tarde de los previsto, con un calor que ni en Benidorm y cero viento. El grupo se divide: Cor, Dani y Bea se dan al esquí de pista y Kike, Eva, Alberto y yo subimos por las pistas para aproximarnos al Pic de Ger.
La zona es preciosa e impresionante con los montañones Pic de Ger, Pêne Medáa y Pêne Sarrière que envuelven la estación.

Demasiado calor y demasiado tarde, así que decidimos avanzar hacia el Pêne Blanque, y vemos que la subida también está complicada, así que nos aproximamos al Col d’Anglas para visualizar el objetivo del domingo, Pic Sanctus.

Grand Gabizo en el centro al fondo y el Sanctus a la derecha
Al final unos 1.100 metros de desnivel, desde la base de la estación hasta el collado. Bajada por pistas con la nieve muy fundida y pesada.
El domingo amanece nublado así que la nieve está blandita, blandita apenas hay rehielo. Comenzamos subiendo por la pista de Glacières y ya desde el pueblo comienza a seguirnos un perrito, que parece que tiene ganas de paseo, ya que nos acompañó durante toda la jornada.

El nuestro nuevo amigo peludo se hundía un montón y de vez en cuando pisaba las colas de nuestros esquís para avanzar, qué listo!
Pasamos por debajo de los paredones del Pêne Sarrière, con su estética y aérea arista sur y vamos avanzando hacia las cabañas de Coste de Goua y cruzaremos por el puente de madera.

Eva y el Pêne Sarrière detrás
 Con lo nublado que estaba el día, parecía que viajábamos sobre paisajes en blanco y negro.

Últimos metros a la cima del Pic Sanctus 2.482m
En la cima con Eva
La bajada fue toda un experiencia, ya que por lo blanco no se identificaba ningún tipo de relieve y en ocasiones nos mareábamos un pelín. El viento había creado nuevas cotas de nivel inexistentes en el mapa con la cantidad de nieve que había, impresionante. Así que intentábamos buscar nuestras huellas de subida para poder bajar un poco decente.
A la izquierda debajo de las rocas había un muro de nieve que casi nos comemos de frente.
Ya vemos Gourette
Track Pic Sanctus desde Gourette
Finalmente, el perrito encontró a la preocupada dueña al llegar a Gourette, y nosotros contentos y enteros después de una bajada nada fácil, por nieves pesadas con poca visibilidad.
Qué grande el finde y qué grande la compañía. Volveremos a esta zona a ser posible con sol contratado, ya que hay un montón de montes para tachar y surfear en invierno.
Moni.

3 comentarios:

Eva dijo...

Eskerik asko Moni!!!. Por el finde, las fotos y la reseña en el blog!! Claro que volveremos a la zona....pero la próxima con solete!!! ;-)

Aitzi dijo...

¡Aprovechad los últimos fines de semana de nieve, que ya estamos en abril... Habrá que empezar con la bici, la escalada y la montaña, ¿no? ¡¡¡Pura vida!!!

Nika dijo...

Evitaaaa campeona!! Cómo nos lo pasamos con esos cuadriceps a fuego, jiji..pero es verdad que el cuerpo ya pide solete Aitzi, y al final hoy casi 50 km en bici...esto es un no pararrrr.Bss ;-)