15 ene. 2014

Inocentes por la Lunada

Pues así fue, un poco inocentes si que fuimos, jajaja. Allí que nos juntamos el fin de semana del 28 de Diciembre, primero el sábado Raúl con su furgo, Óscar, Alberto y yo de prestado con la autocaravana de la hermana de Alberto para probarla, a ver si nos la llevábamos en las vacaciones de navidad.
Así que fuimos auténticos conejillos de indias y pasó lo que tenía que pasar, que después de disfrutar de una jornada aprovechando las palitas con nieve de la estación de la Lunada llegó la noche y con ella una ventisca no pronosticada y un frío que la casita con ruedas no hubo manera de enchufar la cale, ni luz, ni agua... así que Raulico se presentó con unas castañitas calentitas para entrar en calor y terminamos cenando todos juntitos en su furgo (ayyy Raulico, que bueno que viniste, jejeje)

Pico de la Miel detrás de Alberto y Óscar
Bajadita hacia El Bernacho

Vimos que para poder llegar a la base del Castro Valnera desde el Bernacho había que quitar los esquís y portear, además la nieve y más concretamente el hielo brillaba que no veas en el pico. Así que almorzamos viendo cómo bajaban algunos por el tubito del Castro y de las mismas una persona que iba con raquetas vimos cómo se caía, qué susto... al final paró se levantó y parece que pudo continuar, eso sí sin bastones que había perdido por el camino. Así que este fue otro factor relevante por el que decidimos dejarlo para otro día, total los montes no se van a mover.

Castro Valnera 1.718m

Qué buenos los sabores de invierno..Umhhh ricas y calentitas!!
El domingo venía un montón de gente desde Vitoria, a los que no pudimos avisar que la meteo estaba un poco mala, ya que en la Lunada no hay cobertura, pero nada de nada. Así que allí que llegaron y algunos decidimos que viendo el panorama nos dábamos a la buena vida y almorzar unos huevicos con jamón en Espinosa de los Monteros y hacer un poco de turismo de este que se hace cuando la meteo no acompaña.


Así que nos fuimos a conocer de la mano de Gabi, el magnífico paisaje de Ojo Guareña y la ermita de San Bernabé es una de las imágenes más conocidas de las Merindades pero todo un descubrimiento para mí.
Al fondo el "marroncillo" que tenían los compis en la Lunada
El paso del agua entre los grandes bloques de roca caliza, ha ido modelando esas moles y creando gargantas y galerías subterráneas. Esta red de galerías cuenta con más de 100km. de longitud (es la segunda red de galerías más extensa de España y una de las más importantes de Europa).

Me encantan estas aventurillas y los planes sin planear.
Castro Valnera, volveremos!! pero con más y mejor nieve.
Moni.

3 comentarios:

Patri dijo...

Buen finde!! porque lo que sí queda claro es que bien, os lo pasasteis!

Aitzi dijo...

Moni, mejor que os dierais la vuelta si no lo visteis claro, porque nos gusta el riesgo pero con control y te queremos enterita. ¡Pura vida!

Nika dijo...

Ya os digo chicas, siempre hay planes alternativos para disfrutar cuando la meteo no deja y así fue!! Os hecho de menos torpedillasss!!