7 abr. 2013

BUSCANDO EL SOL

De nuevo me animo y subo al Pirineo. La meteo esta clara, sábado nieve y viento, domingo SOL¡¡¡ Me despierto y por la ventana de la furgo veo que nieva y esta muy cubierto. Por la Jacetania esta mejor y pongo rumbo a la Peña Oroel


Ruta un poco aburrida pero resguardada del viento, excepto la parte final. Comienzo a buen ritmo, el camino tiene nieve pero se anda muy bien.
Sin darme casi cuenta me planto en la cima, no esta el día para quedarse mucho en ella y rápidamente comienzo el descenso.

Por fin llega el domingo y por suerte no se han equivocado con el tiempo. Muchos planes en la cabeza pero me decanto por el Peyrelue. A su pala tarda en darle el sol y quiero catar esa nieve polvo antes de que transforme.
Salgo temprano desde el Portalet aunque me toque abrir huella. Cual es mi sorpresa cuando alguien a madrugado mas que yo y me ha quitado un trabajo extra.

Un montón de recuerdos y sentimientos se me vienen al cabeza, intento concentrarme en mi paso y así, despacio pero sin pausa ya veo el Peyrelue.

Poco a poco voy avanzando. El sol calienta, pero mirando el paisaje y con las buenas sensaciones que estoy teniendo se me olvida.

Llegando a la cima la gente va dejando los esquis, yo continuo hasta los últimos 10m. Entre las piedras y el poco margen de movimiento, decido echármelos a la chepa.
Llego a la cima, no puedo dejar de mirar el descenso el corazón me va a 1000. Saco unas fotos y me preparo para bajar.


Comienzo el descenso y en unos poco giros por nieve dura, BOOM¡¡¡ Pillo la nieve polvo¡¡¡ que gozada, no tengo palabras para describirlo..........
Cuando llevo un trecho bajado paro en unas rocas, para almorzar y admirar el paisaje. Al rato me doy cuenta que estoy llorando, lloro de alegría, lloro de tristeza. No puedo dejar de mirar el paisaje que me brinda la montaña, la misma montaña que otra veces te abofetea. La montaña no entiende de horarios ni de desniveles, no te juzga jamas. Solo tienes que venir ha ella con humildad, con esfuerzo, sin miedos, siendo sincero y ella te dará lo mejor.

Sigo descendiendo sin  dejar de mirar atrás menuda nieve¡¡¡ Cuanto mas desciendo la nieve se va poniendo peor. Llego hasta la cabaña y coloco de nuevo las focas y me dirijo hacia el Pico Portalet.
El sol calienta ya mucho y la nieve ya no esta nada bien. Subo unos 200metro, lo justo para no tener que remar a la vuelta y dejo el Pico Portalet para otro día.
Todavía queda mucha nieve y muchos descensos.

JON


 



2 comentarios:

Aitzi dijo...

¡Ala Jon! ¡qué de nieve había,¿no? ¡Qué envidia da cuando bajas con raquetas y te pasa alguien con esquís a toda mecha. Sigue disfrutando así de la montaña y del deporte. ¡Pura vida!

Anónimo dijo...

Todavia hay mucha nieve,para hacer un monton de cosas. La montaña solo me da cosas buenas;)