17 ago. 2012

La selva Amazónica. Todo es grande y un poco salvaje aquí..

Cuando iba al bus en Huaraz sola, pensaba, pero a dónde vas? Con lo bien que estas aquí. Y respondía..a la selva!!!a ver cómo es eso.. Desde que estuve Iguazú, me llama muchísimo la atención, y Perú es la oportunidad perfecta. Me voy a Iquitos cinco días.
La forma de llegar es en barco tras varios días o en avión. Sólo por eso ya es especial, además, está en un entorno espectacular. La selva. Me recogen y me llevan al embarcadero desde donde saldrá nuestra barca a motor al interior de la selva. Me emociono viendo el Amazonas, es enorme, en algunos puntos no se ve la otra orilla, parece un mar. Nos llevan a un río secundario donde vemos los delfines rosados. Sigo emocionada.
De ahí, a tierra. Me presentan a mi guía, que estará acompañado la mayoría de las veces por otro. Me dan botas de agua, consejos para hacer la mochila, algunas explicaciones básicas y a andar.
Todo es grande aquí, y el camino como en las películas se hace con machete. Montón de bichillos, y explicaciones de los usos de la vegetación.. Estoy impresionada.
Ceiba o Lupuna, es el árbol gigante del Amazonas
que puede mediar hasta 60 metros. Una joya para la industria maderera
a pesar de estar protegido..
La verdad es que no es un lugar nada acogedor. El calor es sofocante, la humedad ahoga, las lluvias son verdaderos chaparrones que no dan tregua..pero la naturaleza es espectacular. Y las formas de vida en este entorno increíbles.
Mi amiguísima, la mosquitera!
Es cachonda la cara del búfalo,no?
Plantación de caña de azúcar
Y para comer, hay que pescar. Me hubiese muerto de hambre porque sólo pesqué alguna piraña..menos mal que los guías eran expertos..
Muy profesional la caña..
Para mí es un lugar del todo recomendable. Lo único malo, es pararte a pensar la dependencia que tienes del guía, da un pelín de miedo. Todo lo demás, genial.

patri

5 comentarios:

Nika dijo...

Ha tenido que ser una auténtica experiencia poder conocer todos estos sitios tan remotos de Perú. Eres una auténtica campeona! La piraña que pescaste, ¿también la comiste? Ainsss me miedito esas arañitas.. si casi tiene el tamaño de un animal de compañía, je je.
Un besote guapetona!!

Juan korkuerika dijo...

Y yo me lo perdí QUÉ ENVIDIA aunque estoy con Moni miedo esas tarantelas jjjjjj
Besico y hasta la vista alpinistaaaa

Aitzi dijo...

¿A que mereció la pena ir a la selva? a mi me parece algo único e irrepetible. Lo que sí es cierto que dependes totalmente del guía, pero ¿qué puede ocurrir? jiji. Pura vidaaaaa

Iñaki dijo...

No sé yo si algún día reuniré el valor suficiente para afrontar ese calor, ese sudor y esos mosquitos!!!

Anónimo dijo...

ALAAA!PASOTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!! QUIERO VER MAS FOTOOOOOOOOOOOOS!!!QUIERO VERLAS TODAS!!!
Nago.