4 jul. 2015

Conociendo Marruecos en furgo.Toubkal, mi primer 4mil.

Esta pequeña escapada a Marruecos transcurrió del 23 de Marzo al 5 de Abril. Con los compis Alberto, Marta, atravesamos la península en el día para llegar a Algeciras antes de que cerraran Viajes Normandie, a 5km de Algeciras, puerto de partida en nuestro viaje. Te gestionan el tema de los billetes para el barco que en esta ocasión ida y vuelta nos salió a los 3 por unos 290€ con la furgo y todo (mucho mejor que por Internet). La familia lo gestiona estupendamente además de darte algún detallito (a nosotros una botella de vinito y un bizcocho :-)) y no es raro que haya cola de gente con autocaravanas y furgonetas para pasar al continente Africano con el papeleo gestionado para la aduana gracias a ellos.
¡Cómo suena!, continente Africano, si, y es que para Marta y para mi era la primera vez que íbamos a salir de Europa, a explorar ese país desconocido que parece muy lejano, pero realmente está aquí al lado. Alberto era la tercera vez y la primera con su super casita rodante.

Resumen de las localizaciones:
Vitoria - Algeciras - Tánger Med - Cascadas Ouzoud - Imlil - Toubkal - Marrakech - Aït Ben Haddou - Gorges du Dadés - Gorges du Todgha - Desierto Merzouga, Erg Chebbi -  Source Bleu - Fez - Chefchaouen - Tánger Med - Valle del Jerte - Vitoria.

Cogimos el primer Ferry del martes, es mejor estar una hora antes. Durante el viaje te sellan el pasaporte en el propio barco. Era la primera vez que cogía un barco y me lo estaba perdiendo haciendo cola para el trámite del pasaporte, aggghhh.
Al final hubo tiempo de salir a la cubierta, últimos whatsapps y desconexión total para aprovechar los rayos de sol del fresco amanecer, porque el tiempo seguirá estando nublado y lluvioso. Tampoco nos los podíamos creer, pisamos África en Tánger Med y al poco comienza el diluvio universal, jajaja... Impresionante y raro de asimilar, ya que siempre pensamos que en África sólo hace calor y sobre todo cuando sube esta ola de calor desde el propio continente.
En cuento pisas Marruecos, ya te hacen ver que la vida es más "slow", totalmente. Cambiamos euros por dírhams desayunamos mientras llueve y cogemos autopista rumbo Casablanca. El norte de Marruecos es muy verde (por lo menos en las fechas del viaje), lleno de huertas y de campos totalmente cubiertos de plástico, invernaderos inmensos.
Conducir en Marruecos, pues de lo más divertido, jajaja. Diluviando, los vehículos sin luces, a toda leche, dan las emergencias sin motivo aparente, cuando hay algún accidente no lo indican, la gente incluida la policía cruzan a ritmo caribeño la autopista como si nada, vacas pastando en los arcenes de las zonas de hierba, gente andando, en bici, el caos de circunvalar Rabat, Casablanca...Terminas con una tensión brutal porque la gente se cruza por todas partes y reitero, que estábamos en una autopista. Creo que no he viajado con el culo tan pequeñito y prieto en mi vida, y eso que iba de copiloto. Ya al salir a las nacionales, es otra fiesta, de verdad. Mi sensación es que la gente se la juega constantemente, tanto el que va andando de noche por la carretera sin ninguna iluminación, como los vehículos (incluidos autobuses llenos de gente) adelantando a toda velocidad en línea contínua, curva y cambio de rasante.
Y es que en cualquier guía que leas, te dicen que intentes evitar conducir de noche, ¡así que toma! la primera en la frente. No pasó nada, pero realmente es muy peligroso por todo lo comentado y vivido.

No me voy a enrollar a contar todo el viaje, porque sería un tostón, para eso he hecho un vídeo que lo resume (debajo de esta chapilla ;-)), pero me quedo con muchas cosas, la gente tan majísima que hemos conocido sin tener nada concertado (Auberge Chez Zaid, percusión Camping Source Bleue, familia de Moustapha en Asni) ,que te hartas y aburres del regateo pero si vas a Marruecos es lo que hay, que la comida es estupenda y en el refugio de la CAF del Toubkal muy abundante, tallin y couscous de todo tipo, pastilla típica de Fez en restuarante Thami's en la medina, la cena en el bullicio de la conocida plaza Jamaa el Fna de Marrakech, perderte por las medinas y zocos de Marrakech, Fez y las calles pitufinas de Chefchauen, mágico!
Marruecos es multicolor, aromático, verde, árido, palmeras, oásis, desértico, montañoso, nevado, slow, especial, llanuras infinitas, casas de adobe, pueblos sin asfaltar...es como teletransportarte a otra época pasada.

Mi único pero, es el machismo que se ve ante la mujer, todo el día las ves cargadas con los burritos, con la ropa a lavar al río, y entiendes que existan los hammam porque muchas casas no tienen agua corriente, y porque es una de los lugares públicos donde ellas se pueden expresar con libertad delante de las demás mujeres, en el río con el resto de las mujeres lavando a mano, en las huertas deslomadas como las demás, cargadas con los niños y la compra mientras el marido disfruta de un té a la menta en el café y es una pena que no puedan mostrarse como son en realidad las 24h del día.
Al final es una lotería que te toque haber nacido dentro de una cultura u otra, y en cierta manera me siento afortunada de ser de donde soy.
Visitar un país como Marruecos, te hace ver que no nos hacen falta tantas cosas materiales para sentirnos plenos. Te da una cura de humildad y creo que engancha mucho. Y también engancha el estar tantos días desconectado de tanto internet, whatsapp y demás porque es muy difícil encontrar una Wifi viajando en furgo, sin pisar hoteles.
Me ha encantado conocer Marruecos en esa profundidad y espero repetir pronto!!

Momento inolvidable, la cima del Toubkal, mi primer 4000, mi primera cima en la Cordillera del Atlas, en África, día de pleno sol, 0 viento y solos. Si, la cima para nosotros solos y el ca chorritoque nos acompañó desde el refugio. Un lujazo, estar en ese lugar, escuchar el silencio y pisar nieve visualizando las llanuras extensas y áridas 4.167m por debajo. Impresionante!!


Móni.

2 comentarios:

Patri dijo...

OOOOOOhhhh..grande Marruecos!!a mí también me encantó, y no me importaría repetir ya mismo. Gran viaje y chulísimo video,Moni!!

Aitzi dijo...

Moni, ¡cómo te has currado el vídeo! Ahora que has salido de Europa, ya no vas a parar, te lo aseguro, jeje. ¡Pura vida!