17 sept. 2013

Escalando por el Archipiélago de Estocolmo con las piraguas como medio de transporte. Qué más se puede pedir.



Y llega Jorge a Estolmo, y con él las risas y más risas porque viene cargadito de buen humor. El ambiente es imposible que sea mejor y la actividad, tampoco. Hacemos las mochilas, compramos comida, bien de queso brie y mortadela y depositamos toda la confianza en Dani y Helen. Jorge ya controlaba algo, pero Juan y yo somos nuevos. No sabemos cómo vamos a meter todo en las piraguas, no sabemos cómo se nos va a dar el remo y cómo vamos a hacer para tener luego fuerzas de escalar, visto lo que aprieta el grado sueco, no sabemos dónde dormiremos, no sabemos nada..pero sabemos que dejando todo en manos de los que saben triunfaremos. Y vamos contentos.
Y todo sale bien. Llegamos a Dalarö, cogemos nuestras piraguas y entra todo. Lo llevamos en bolsas por si, pero luego comprobaremos que los espacios estanco de las piraguas además de enormes son estancos de verdad. Nos subimos y nos vamos.
Al fondo, nuestra escuela-Tyresö Noret
Puro disfrute, sensación de tranquilidad, de paz, de libertad, de amistad. Estamos en el Mar Báltico navegando con los mejores amigos de Juan!!y vamos a escalar, y a acampar. En Suecia está permitida la acampada una noche. Llegamos a Tyresö Noret, nuestra escuela. Acampamos y escalamos. Cada uno hizo lo que pudo aquí pero todos nos lo pasamos bien y disfrutamos del paisaje y la fotografía.
 

Cambio. Nos vamos a Tyresö Dödskalleberget. Dejamos las piraguas en una zona impresionante, y la escuela en una especie de paraíso. Y cómo todo no va a ser ideal, toca escalar. Apretar como locos en cada paso. Vías de placa de regletas, preciosas, pero exigentes y donde el grado de la guía ni se aproxima a la realidad. Para mí, claro..
Nuestra escuela-Tyresö Dödskalleberget
Y las vistas desde la escuela
Y de aquí vuelta a la civilización. Viviría así el resto de mi vida..con estos chicos y en este lugar pero como no se puede, disfrutamos también de la vuelta a Escolmo y de la vuelta a casa.
Dar las gracias de verdad a los Suequis por todo, todo, que ya sabemos..y os lo espero recompensar cuando vengais y a Jorge por todo lo que me reí, y a Juan por todo lo que me cuidó. Una experiencia que me surgió sin hablerla planeado y que me ha llenado completamente. 
Estas vacaciones he pillado!!
Patri

6 comentarios:

Aitzi dijo...

Pues sí que habeis pillado, ¡qué chulada! y qué tranquilidad tiene que haber por ahí en esas escuelitas perdidas

Anónimo dijo...

Una chuladade viaje. Un Besico y hasta la vista alpinista

Patri dijo...

Pues sí Aitzi, nada que ver con Rodellar o Valde un domingo en plena temporada..Chulo chulo, besicosss

Mar dijo...

Qué chulo vuestro viaje de "luna de miel" jeje. Un abracico!

jorgemount dijo...

No lo había leido patri! Gracias a vosotros por compartir esta aventura!

Patri dijo...

Mar, titana..que yo de mayor quiero ser como tú!me apetece veros!. Y Jorge, es que voy un poco atrasada con las entradas..tenemos que repetir, que me supo a poco..Besin