13 ago. 2012

El Urus, una subida sin tregua pero con unas vistas que recompensan

Acabamos de bajar del Ishinca y estamos en el campo base. Estamos destemplados y hace un montón de frío, así nos vamos a tomar algo al refu. Cuidamos de que el fuego no se apague en agradable compañía. Están aquí, Eñaut, Mertxe y Roberto, Isa y Jose, Lili y Roberto y Pedro y el argentino que trabajan ahí y nos cuentan su interesante vida de trotamundos. Al poquito llegan Iker, Ander, David y Patxi. Estoy a gusto pero no paro de pensar en las palabras de Eñaut que hizo el Urus el día anterior. Dijo que duro, muy tieso y que como no iba bien aclimatado sufrió un montón. Quiero que llegue mañana y estar en casa Zarela ya. Con ducha, comida, cama, y tranquila. Pero con el Urus en la buchaca, claro.
A las cuatro arriba. El camino como nos habían avisado es tieso. Tooodo para arriba, sin descanso. Paramos a ponernos los crampones y me quedo helada. Hace viento. Cuando por fin sale el sol y se me despiertan los dedillos se me caen las lágrimas, que dolor más desagradable. Juan me cuida un montón como siempre en la montaña, y seguimos.
Tres palas de nieve y cima. Tres palas de nieve y cima. Preciosas vistas, y grandes emociones. Yuhuuuu, a llorar se ha dicho..pero de alegría.
A las diez ya estamos recogiendo la tienda para marcharnos. Estos horarios para evitar la nieve blanda son un poco locos..
Tenemos todavía todo el día por delante. ¡Y con el Urus en el bolsillo!
El Café Andino es un bar-restaurante con una impresionante biblioteca de montaña 
Hogar dulce hogar..
Patri

3 comentarios:

Aitzi dijo...

¡Joe! menos mal que os cuidais mutuamente en la montaña, porque esos dolores por el frío no pueden augurar nada bueno.
¿Fuisteis sherpas en otra vida? porque lo vuestro no es normal.
Pura vida, muxu

Aitzi dijo...

Por cierto, te falta de subir todo lo de la selva, ¿eh? no me dejes con las ganas

patri dijo...

jiji..Aitzi, como dices tú, quien dijo que en este deporte no se sufría?jiji. Ya voy, pero es que tengo un lio de entradas..besin!